Category Archives: Uncategorized

Who are they?

In 1964, still leaving the dream of their recently gained independence, Zambia started a space program that would put the first african on the moon catching up  the USA and the Soviet Union in the space race.

Only a few  optimists supported the project by Edward Makuka, the school teacher in charge of presenting the ambicious program and getting its necessary funding. But the financial aid never came, as the United Nations declined their support, and one of the astronauts , a 16 year old girl, got pregnant and had to quit.

That is how the heroic iniciative turned into an exotic episode of the african history, surrounded by wars, violence, droughts and hunger.

As a photojournalist I have always been attracted by the excentric lines of story-telling avoiding the same old subjects told in the same old ways.

Now , with my personal projects,  I respect the basis of the truth but allow myself to break the rules of veracity trying to push the audience into analyzing the patterns of the stories we consume as real.

“Afronauts” is based on the documentation of an impossible dream that only lives in the pictures.

I start from a real fact that took place 50 years ago and rebuild the documents adapting them to my personal imagery .

Click the image below to certify this is a true story. If you need to.

…………………………………………………………………….

En 1964, con la euforia por le recién ganada independencia  aún fresca, Zambia lanzó su primer programa espacial.  Su objetivo era mandar doce astronautas y diez gatos a la luna, superando así el reto que exhibían Estados Unidos y la Unión Soviética en plena carrera espacial.

Pocas personas apoyaron entonces la ambiciosa iniciativa de Edward Makuka, un profesor de secundaria zambiano que estaba al mando del proyecto y que se encargó de difundirlo y buscar financiación sin demasiado éxito.

Como anécdota la iniciativa constituye un detalle exótico y tierno dentro de la sangrienta historia africana pero también un ejemplo de la grandeza del ser humano y  su capacidad de superación.

Como fotoperiodista siempre he tratado de ofrecer una visión excéntrica  de la actualidad y por “excéntrica” entiendo, alejada de los canales y las formas asumidas.  Así pues mi discurso dentro de la documentación se ha centrado siempre en pequeñas historias cuya reflexión puede ser válida en contextos mucho más trascendentes y documentados.

Como artista he elevado mi reflexión para situarme, ya sin las ataduras de veracidad y del documentalismo, en la difuminada frontera que separa la realidad de la ficción.  Así pues me interesa reflexionar sobre aquellas manifestaciones que son falsas pero parecen reales y sobre aquellos acontecimiento que son veraderos pero parecen mentira.

Basándome en la increíble pero cierta noticia de hace 50 años, con esta serie de fotos reconstruyo las escenas que podrían haberla documentado entonces y refuerzo su veracidad  añadiéndole a esa certeza mi carga personal y el fruto de mi imaginación.

El resultado es un fábula entrañable que tiene como trasfondo la espíritu de superación y la persecución de los sueños, pero que también tiene como moraleja la resignación inevitable ante un mundo y una realidad que concede pocas excepciones a la lógica del mercado y sus potencias.

Si necesitas comprobar que la historia es cierta, haz click sobre la imagen.